1/30/2006

Cabeceros Unicos

Una de los descubrimientos en la iglesia de S. Juan de Pano, es la cabecera de los tres absides
Es facil distinguir a pesar de su rusticidad los arquillos ciegos, con los que la embellecian, y la sucesion de decoracion de aristas antEs de las dos hiladas superiores , de piedras horizontales en las cuales apoyaban la techumbre que con este truco entre decorativo y funcional conseguian separar de la vertical de la pared evitando asi con el tejado la penetracion de humedades

Sencillez, eficacia, estetica, ritmo , proyeccion del muro hacia fuera para protegerlo de la lluvia, todo a la vez, formando una firma que idenfica a numerosas iglesias mozarabes de esta parte del reino aragones

Un ejemplo mas refinado y elaborado (todo refinamiento en la epoca iba en relacion con el dinero disponible para pagar buenos canteros labradores a cincel) podemos encontrarlo en multitud de iglesias y ermitas aragonesas , pero


El ábside, típicamente serrablés, erigido a base de sillarejo con técnicas lombardas, a soga y tizón, consta de 9 arquillos ciegos, apeados en sus correspondientes lesenas, por medio de salmeres independientes, que descienden hasta un basamento compuesto por no menos de media docena de hiladas de sillarejo. Los dos arquillos y lesenas más septentrionales han quedado ocultos por la posterior edificación de la sacristía. Tres ventanales de doble derrama se abren a media altura en los espacios 3, 5 y 7.

Una moldura tórica corre por encima de los arquillos; y sobre ella, el conocido friso de baquetones sustenta la cornisa compuesta por dos hiladas de lajas, más saliente la superior (Imagen 10).


Technorati Tags:

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home